Blogia
Grup de Solidaritat Jon Cortina

Conmemoran en Guarjila segundo aniversario de la muerte de Jon Cortina

Conmemoran en Guarjila segundo aniversario de la muerte de Jon Cortina

(Noticia publicada en el Diario Colatino de 15 de diciembre de 2007) 

Pedro Valle
Colaborador Diario Co Latino

Los repobladores de Guarjila, en el Departamento de Chalatenango, conmemoraron con actividades religiosas y culturales el aniversario de la muerte del padre Jon Cortina, que acompañó a finales de la década de los ochenta, la reconstrucción de ésta comunidad, cuando regresaron procedentes de Mesa Grande, Honduras.

En el parque central, junto al monumento dedicado a la memoria del jesuita, se concentraron miles de personas que llegaron de lugares aledaños como Arcatao, San José Las Flores, Guancora, San Antonio de los Ranchos, San Isidro Labrador y delegaciones de San Salvador, que participaron en este emotivo acto. En horas de la noche inició la jornada con una procesión que partió de la casa del sacerdote, hacia el parque, donde a la luz de las velas se dieron algunos testimonios, luego se dio la celebración de la Eucaristía. En el desarrollo de la vigilia se presentó teatro, música y poesía, expresiones que permiten un hondo lirismo de vivencias y recuerdos, «San Jon de los Desaparecidos» fue una obra dramática presentada por el grupo «Nuevas Vidas». En poesía, fueron muy sentidos los versos escritos por la joven Lety Tobar, que entre otras cosas dicen: »Dos años se cumplen/ de la muerte de nuestro querido Padre Jon/ pero lo importante es que siempre/ vivirá en nuestro corazón».El padre Cortina nació en Bilbao, España, y vivió como refugiado en Francia, durante su infancia, por la guerra civil española. Llegó a El Salvador a los 20 años, trabajó en Guarjila, durante 18 años, donde su preocupación por el bienestar de la gente lo llevó a desarrollar diferentes proyectos sociales como vivienda, agua, alumbrado, educación, etc., demostrando amor por los más pobres y desprotegidos.«Jon fue como el padre de todos, él quería mucho a los jóvenes, decía tengo juventud acumulada y se sentía muy bien con ellos, especialmente amaba a los niños y se encausó en esa búsqueda de solución de problemas, y cómo traerle consuelo a la gente», manifestó la hermana Josefina Guardado.El joven Ángel Cruz dijo: «El padre Jon es para nosotros, muy especial, él está vivo en nosotros porque ha sido un ejemplo, siempre nos decía que viviéramos en comunidad, es un jesuita que vino a enseñarnos mucho, sin discriminar a nadie, desde niños hasta ancianos».Oportuno fue mencionar el Premio Brunet 2007 de los derechos humanos por la Universidad de Navarra, que le fue conferido de manera póstuma, por el trabajo al frente de la Asociación de niñas y niños Desaparecidos de El Salvador (pro Búsqueda), que fundó en 1994, con la que se han resuelto 320 casos.Guarjila es una comunidad pobre que se reconstruyó en 1987, y todos sus habitantes que tienen un testimonio de dolor y muerte hoy rinden tributo a uno de sus más grandes líderes, que sigue por siempre vivo en el corazón de todos los que han visto ese fruto, producto del amor que repartió a manos llenas, acompañando al pueblo, en los momentos más difíciles de la guerra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres